Eventos

ALBA beca la participación de sus asesoras en Jornadas de Formación sobre lactancia materna

ALBA beca la participación de sus asesoras en Jornadas de Formación sobre lactancia materna

Débora Singh, asesora de lactancia de ALBA, ha podido asistir gracias a una beca otorgada por ALBA al Curso monográfico impartido en Barcelona el 7 y 8 de marzo 2016 por Alison Hazelbaker, IBCLC, sobre Detección y manejo de las dificultades en la succión.

Alison Hazelbaker, IBCLC, es terapeuta especializada en el tratamiento interdisciplinario de las dificultades en la díada lactante. Es máster en desarrollo humano, con la especialidad de lactancia humana, doctora en psicología, terapeuta craneosacral certificada, todo ello especialidades que ha ido estudiando para poder ayudar mejor a sus pacientes.

Sus publicaciones originales sobre la anquiloglosia (en 1993) fueron decisivas para cambiar la práctica clínica. Es autora de la única herramienta de screening validada para anquiloglosia en lactantes menores de 6 meses, la ATLFF. Es experta en succión infantil causada por problemas estructurales como torticolis, plagiocefalia, braquiocefalia…

El Curso monográfico impartido por Alison Hazelbaker tuvo además dos invitados especiales:

Fran Tebar, Enfermero, Fisioterapeuta y Máster en Osteopatia por la UAB, obteniendo el D.O. Docente en Escola Gimberbat UAB y otros. Miembro del Registro de Osteópatas de España.

Y Rosalind Ward, Psicóloga , Osteópata (London School), Postgrado en Osteopatia sacrocraneal. Miembro del equipo Stillpoint de Peter Cockhill en Bath (Inglaterra).

jornada temas de vanguardia

A lo largo de la primera Jornada, bajo el título DOMINANDO LA SUCCIÓN se habló de que las dificultades que presentan muchos lactantes en la succión son causa de graves problemas en lactancia: dolor, grietas, mal drenaje del pecho y secundariamente a ello hipogalactia, escasa ganancia ponderal, obstrucciones, mastitis, abandono de la lactancia…

Durante la segunda Jornada, bajo el título TRATANDO TEMAS POLÉMICOS se habló de la Anquiloglosia, tema sobre el que existe mucha controversia sobre su clasificación, diagnóstico y tratamiento en el campo de la lactancia.

Finalmente, bajo el lema “Trabajando juntos”, Fran Tebar, Anna M Morales y Rosalind Ward, expusieron la experiencia de colaboración entre una consulta de lactancia materna y una de osteopatía en Barcelona y también entre un equipo de comadronas, médicos y osteópatas en Bath (Inglaterra).

Débora Singh comenta algunos aspectos de los contenidos de ambas Jornadas de Formación

De forma más específica los temas especialmente relevantes tratados fueron:

  • Anatomía y fisiología de la succión infantil.
  • Clasificación de los problemas de succión.
  • Diagnóstico y manejo de los problemas de succión.
  • Cortar o no cortar: diagnóstico y tratamiento racional de la anquiloglosia.
  • Falsa anquiloglosia – Manejo de la herramienta diagnóstica ATLFF.
  • Manejo de los problemas de succión con terapia cráneo sacral ¿cuál es su eficacia?.

Sobre la anquiloglosia:

La anquiloglosia tiene su propio gen/genes que la codifican. Es una anomalía congénita, independientemente de si la anquiloglosia es genética o epi-genética, y tiene desde hace mucho tiempo una definición clara: restricción de la movilidad de la lengua debido a un frenillo lingual limitante y/o corto.

Un estudio de Australia ha demostrado que la incidencia de la anquiloglosia se sitúa en torno al 5% de la población. Afirmar que hay un aumento en la incidencia por encima del 20-50% es una clara falta de comprensión de cómo funcionan las influencias epigenéticas desde el punto de vista epidemiológico.

La lactancia materna mejora post-frenotomía / frenectomía, siempre y cuando la función de la lengua se normalice como resultado de la intervención. No todos los bebés mostrarán tal mejora.

La frenotomía realizada con tijeras por profesionales capacitados tiene poco o ningún riesgo. El uso del láser incorrecto puede dañar el tejido colateral y crear tejido cicatricial excesivo que puede causar la re-unión.

alisonhazelbaker

Según dice la Dra Hazelbaker, ninguna investigación se ha hecho nunca para verificar que una restricción en la base de la lengua que se presenta bajo la mucosa como una cadena gruesa, brillante es una anquiloglosia real.

Su experiencia como terapeuta estructural, y en la experiencia de muchos terapeutas corporales en todo el mundo, se ha demostrado que este tipo de lengua y / o restricción en el suelo de la boca se resuelve con una simple trabajo corporal; que la causa real de este tipo de restricción es un patrón de tensión de los tejidos blandos que puede adquirirse debido a eventos intrauterinos o de nacimiento.

Esa cadena brillante gruesa de tejido debajo de la mucosa en la base de la lengua puede muy bien ser el tabique del músculo geniogloso, que se visualiza fácilmente cuando dos dedos presionan contra la base de la lengua. Por todo ello, su enfoque clínico de la teoría del frenillo sub-mucoso es conservador.

“Algunos profesionales afirman que esta maniobra hace un diagnóstico preciso de frenillo sub-mucoso, pero uno tiene que saber lo que se está visualizando para evitar hacer un diagnóstico erróneo”.

Según una nueva investigación, el frenillo es un tendón, un tipo de fascia. La destrucción del tejido cicatricial en el lecho de la herida fascial hace que los miofibroblastos establezcan una red densa de colágeno (formación excesiva de tejido cicatricial). Suave es mejor, tanto fisiológica como psicológicamente.

Es una pena cuando causamos trauma en bebés por una gestión post-quirúrgica demasiado agresiva.

La Dra Hazelbaker llega a pensar que no hay evidencia sólida de que estos cuidados post-quirúrgicos eviten la re-unión. Se han realizado dos estudios; uno era extremadamente deficiente. También niega la afirmación de que exista un frenillo posterior detrás de cada frenillo anterior, y dice:

Histológicamente esto no es cierto. Esta enunciación es engañosa si el propósito es alentar a los cirujanos para extirpar el tejido suficiente para movilizar adecuadamente la lengua. Parece mucho más claro decir que en algunos bebés debe ser retirado (sin cortar en el músculo) suficiente tejido para restaurar la óptima movilidad de la lengua.

La afirmación de que los frenillos posteriores son más comunes que los frenillos anteriores contradicen la investigación del Dr Todd que muestra definitivamente que esto no es cierto. La Dra recalca la necesidad de una correcta evaluación y diagnóstico diferencial.

Respecto de la clasificación de los frenillos, en Tipo I, II, III y IV. La Dra. afirma que es un mito que un esquema de clasificación sirva para una correcta evaluación.

Una herramienta de evaluación debe poseer lo siguiente: validez, fiabilidad, sensibilidad y especificidad. En otras palabras, una herramienta de evaluación debe ser diseñada y probada para identificar con precisión el fenómeno que se está evaluando, debe ser capaz de hacerlo con precisión de una evaluación a otra y desde un evaluador a otro. Debe poder hacerlo casi el 100 por cien de las veces. Una herramienta que identifica erróneamente que alguien tiene un problema cuando no lo tiene, o que no tiene un problema cuando lo tiene, no es lo suficientemente precisa.

Por este motivo la Dra Hazelbaker incide en la importancia de evaluar la funcionalidad de la lengua, además de la apariencia que presente.

hazelbaker-anquiloglosia

Explicó abundantemente como utilizar su herramienta de evaluación de la funcionalidad del frenillo lingual, la ATLFF y destacó la importancia de complementarla con una buena anamnesis.

Respecto del manejo de los problemas de succión, explicó diferentes posibles causas, como succión desorganizada, succión disfuncional (tanto motora como sensorial), succión compensatoria. Habló de la Falsa Anquiloglosia. Explicó la importancia del diagnóstico diferencial entre la anquiloglosia y otras situaciones tensionales del suelo de la boca, la lengua o el paladar blando que también causan sintomatología similar (tortícolis, plagiocefalia).

Transmitió la idea de intervenir paso a paso. Empezar por postura y agarre, luego avanzar si no se soluciona.

El trabajo corporal ofrece tratamientos que utilizan técnicas manuales que logran cambios en las estructuras para restaurar una función óptima. La terapia craneosacral trabaja de esta manera con la red fascial. La fascia es la que transmite la información al músculo acerca de qué tiene que hacer. A la hora de elegir terapeuta, que sea certificado, con entrenamiento pediátrico y experiencia.

Algunas de las referencias que aportó:

  1. Hazelbaker, A. K. (2010). Anquiloglosia: morfogénesis, el impacto, la evaluación y el tratamiento. Aidan y EVA Press.
  2. Dollberg, S. et al. (2014). Frenotomía lingual de problemas de la lactancia: un estudio prospectivo de seguimiento. Medicina lactancia materna: VOL.9: 6: 286-289.
  3. Weissinger, D. & Miller, M. (1995). La lactancia materna dificultades como resultado de la Anquiloglosia y frenillo labial. Journal of Human Lactation: 11: 313-316.
  4. Kotlow, L. (2010). La influencia del frenillo maxilar en el desarrollo y el patrón de la caries dental en los dientes anteriores en los bebés la lactancia materna: la prevención, el diagnóstico y el tratamiento. Journal of Human Lactation: 26: 304-308.
  5. Martinelli, R., et al. (2014). características histológicas de la alteración del frenillo de la lengua humana. Revista Internacional de Pediatría y Salud Infantil: 2: 6-9.
  6. Schleip, R., et al. (2012). Fascia: la red tensional del cuerpo humano. Nueva York: Churchill Livingston.
  7. Greenhalgh, T. (2010). Como leer un documento: (. 4ª ed) los fundamentos de la medicina basada en la evidencia. Hoboken: Wiley-Blackwell BMJ Books.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Consultas de lactancia

Ahora puedes hacer consultas de lactancia en nuestro grupo privado de Facebook.

Síguenos en Facebook

Estamos aquí

Instagram

Comparte tus fotos de lactancia en Instagram con el hashtag: #albalactanciafotos.