TEMA 3

Lactancia materna en las guarderías o escuelas de educación infantil

La lactancia materna puede continuar aunque madre e hijo pasen horas separados, incluso si mientras tanto el bebé está en una guardería o escuela infantil. En este apartado hablaremos de cómo compatibilizar la guardería o centro de educación infantil con el mantenimiento de la lactancia materna.

¿Cuánto debe durar la lactancia materna?

La OMS recomienda mantener la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del recién nacido.

A partir de ese momento se le pueden empezar a ofrecer otros alimentos, pero para garantizar un desarrollo óptimo del bebé es importante que siga tomando leche materna.

Los efectos beneficiosos de la lactancia materna son mayores cuanto más tiempo se prolonga ésta. Un destete precoz priva al lactante de este efecto protector.

El hecho de que la madre se reincorpore al trabajo remunerado o de que el bebé empiece a ir a la guardería no tiene porqué suponer el fin de la lactancia materna.

lactancia materna en guarderias 3

Cada vez más madres amamantan y lo hacen durante más tiempo

El número de familias que optan por la lactancia materna como forma óptima de alimentar a sus hijos ha experimentado un crecimiento imparable a lo largo de los últimos años.

Actualmente, según datos facilitados por el Departament de Salut Maternoinfantil de la Generalitat (año 2010), en Catalunya más del 80% de las madres inicia la lactancia al nacer sus hijos, el 70% sigue amamantando a los tres meses de vida del bebé y el 45% sigue haciéndolo a los seis meses.

Este cambio en los hábitos de crianza se ha producido de forma paralela a la incorporación masiva de las mujeres al mercado de trabajo. En vista de la legislación actualmente en vigor en España, cuando se produce esta reincorporación (por lo general a las 16 semanas posparto) más de la mitad de las madres está amamantando y desea seguir haciéndolo.

El éxito en el mantenimiento de la lactancia tras la reincorporación de las madres al trabajo remunerado se relaciona con la información que reciben previamente las familias sobre cómo compatibilizar lactancia y trabajo. Otro puntal de ese éxito es el apoyo social y profesional recibido.

En este marco de referencia, los centros de educación infantil tienen un importante papel que desempeñar, tanto a la hora de informar a las familias como de facilitar la logística necesaria para favorecer el mantenimiento de la lactancia materna.

Recomendaciones oficiales sobre lactancia materna y guarderías

En Cataluña, el Departamento de Salud y el Departamento de Educación, en colaboración con sociedades científicas, asociaciones de apoyo a madres lactantes y centros de educación infantil, han elaborado directrices y folletos con sugerencias sobre el modo de acoger y facilitar la lactancia materna en las guarderías, ya sea la lactancia directa en el propio centro o la lactancia diferida mediante leche extraída.

En otras comunidades autónomas se han desarrollado iniciativas similares, como por ejemplo en la Comunidad de Madrid.

La Asociación Española de Pediatría también ha elaborado un protocolo para la alimentación con leche materna en las escuelas infantiles.

lactancia materna en guarderias 2

Lactancia materna en los centros de educación infantil y guarderías

Los centros de educación infantil o guarderías pueden contribuir en gran medida al mantenimiento de la lactancia materna.

Para ello es importante que cada centro informe previamente a las familias de la posibilidad de amamantar directamente en sus instalaciones y de la logística necesaria para recoger y almacenar la leche materna extraída con la que posteriormente se alimentará a sus hijos, si ésta fuese la opción escogida.

A ser posible, las guarderías deberán habilitar un espacio en el propio centro, a disposición de madres y bebés, poniendo especial cuidado en procurar que el amamantamiento transcurra con el máximo respeto tanto a los ritmos individuales como a los del grupo.

En el caso de familias que opten por la lactancia diferida, es importante que la leche llegue al centro de educación infantil correctamente envasada y etiquetada con el nombre del niño y la fecha de extracción.

La leche materna se transportará en una nevera portátil o bolsa isotérmica, en dosis de una sola toma y en el mismo recipiente que posteriormente deberá usarse para administrar la leche al niño.

El personal del centro conservará la leche en un frigorífico o congelador, según el caso, para calentarla adecuadamente en el momento de dársela al niño.

En estos enlaces encontraréis información sobre extracción, conservación y administración de leche materna extraída.

DSC00481

¿Y si la guardería no quiere apoyar la lactancia materna?

No existe ninguna razón que justifique que una guardería o escuela infantil se niegue a facilitar la lactancia materna, contraviniendo los derechos de las familias y perjudicando la salud de los bebés, pero en ocasiones la falta de información o de sensibilidad, los protocolos obsoletos, la resistencia al cambio, los prejuicios personales o la escasa formación del personal del centro pueden desembocar en una deficiente atención a los bebés de las familias lactantes, contraria a las recomendaciones de los organismos oficiales, tanto de salud como de educación.

En estos casos, si no es posible acudir a un centro alternativo que garantice una mayor calidad en la atención a las familias, éstas deberán hacer el esfuerzo adicional de reclamar sus derechos ante la dirección del centro. El uso de los folletos y recomendaciones oficiales sobre cómo las guarderías deben apoyar y facilitar la lactancia materna puede allanar el proceso.

 

Artículo redactado por Eulàlia Torras. Asesora de Lactancia de ALBA.
Revisado por Rita da Costa y María Berruezo. Asesoras de Lactancia de ALBA.
↑ subir