Políticas Orientadas a las Familias

El apoyo a la lactancia, los permisos parentales remunerados y el cuidado infantil en familias trabajadoras son, según UNICEF, los pilares básicos de las políticas familiares.

Cuando apoyamos a los padres, madres y cuidadores, aseguramos que cada niña y niño pequeños tenga el mejor comienzo en la vida

Las madres y los padres son los mejores artífices de las experiencias que construyen el cerebro de sus hijos y los encaminan hacia un desarrollo saludable, destaca UNICEF, al tiempo que reconoce que la crianza es un trabajo demasiado costoso para que lo hagan madres y padres solos, por lo que precisan apoyo familiar, social y laboral.

1 de junio 2024 – Día Mundial de las Madres y los Padres

Con motivo del «Día Mundial de las Madres y los Padres» desde ALBA queremos dar visibilidad a la importancia de seguir avanzando en nuevas y mejores medidas que faciliten a las madres y a los padres conciliar su trabajo remunerado con la crianza de sus hijos.

En España, la baja de maternidad y paternidad estaba previsto que se ampliara en 2024 a 20 semanas, sin embargo, el Consejo de Ministros ha dado luz verde a la Ley de Familias sin tener aún cerrada esta medida

Desde todo el movimiento social de apoyo a madres el lema «6 meses de lactancia materna exclusiva, 6 meses de permiso por maternidad» es una reivindicación histórica que, con el tiempo, se ha ido concretando en reclamar 26 semanas de permiso por maternidad y paternidad.

Las 4 semanas adicionales que tenía previsto ampliar la nueva Ley de Familia, sin dejar de ser una mejora, queda muy lejos del objetivo a conseguir y sigue manteniendo a España en la cola de los permisos por maternidad y paternidad de la Unión Europea.

Historia de los permisos por maternidad y paternidad en España

A grandes rasgos, la baja maternal se configuró como un derecho de las trabajadoras en 1900, y se fijó entonces en tres semanas de descanso.

En la década de 1920 se amplió hasta seis semanas, y ya en 1931 se estableció un período de baja de 12 semanas tras el parto.

Casi 60 años más tarde, la Ley 3/1989, de 3 de marzo, amplió a 16 semanas el permiso por maternidad, cifra que 35 años después permanece inalterada.

Es cierto que, a lo largo de los últimos años, se ha ampliado considerablemente el permiso por paternidad, que ha pasado de los dos días naturales de 1989 a las 16 semanas que entraron en vigor en 2021.

Pero por primera vez, la nueva Ley de Familias 2024 tenía previsto ampliar de 16 a 20 semanas la baja por nacimiento, tanto a las madres como a los padres, con posibilidad de flexibilizar las nuevas cuatro semanas de permiso con un trabajo a tiempo parcial.

Todavía no tenemos ninguna certeza de que esta medida finalmente llegue a aprobarse.

UNICEF: «Políticas Orientadas a las Familias»

Con el proyecto de «Políticas Orientadas a las Familias» UNICEF quiere destacar como estas políticas contribuyen al desarrollo humano de los países y particularmente de la primera infancia, puesto que permiten que madres, padres y cuidadores puedan equilibrar la vida laboral y la personal y el cuidado de los niños y las niñas.

Las Políticas Orientadas a las Familias no solo benefician a las familias, sino que tienen efectos positivos para las empresas y la sociedad en general

Además, tienen otros beneficios como la reducción de los costos de ausentismo y rotación de personal, el fomento de la retención y el compromiso del talento humano, y pueden contribuir incluso a fomentar la productividad.

Es preciso promover que tanto la madre como su pareja puedan disponer del tiempo y apoyo necesario para fortalecer el vínculo de apego con su bebé y brindarle el cuidado cariñoso y sensible que requiere para su desarrollo en la primera infancia.

El equilibrio entre las responsabilidades laborales y familiares es un asunto que deben asumir padres y madres por igual y, además de las familias, también por parte de los gobiernos y empleadores.

Para apoyar a las familias se necesita inversión, no solo en infraestructura, sino también en condiciones de trabajo que protejan contra la discriminación y el despido, por razones de maternidad o paternidad, y promuevan de lactancia con medidas de reducción horaria, descansos para amamantar y salas de lactancia

Las políticas orientadas a las familias, además de reducir el estrés derivado de las condiciones de vida y el ambiente laboral que afecta la crianza, también pueden fomentar negocios más productivos, familias más felices y niñas y niños más saludables.

Historia del Día Mundial de las Madres y los Padres

Durante la década de 1980, las Naciones Unidas comenzaron a centrar su atención en los problemas relacionados con la familia.

En 1983, en base a las recomendaciones del Consejo Económico y Social, la Comisión para el Desarrollo Social en su resolución sobre el papel de la familia en el proceso de desarrollo (1983/23) solicitó al Secretario General que aumentara la conciencia entre los tomadores de decisiones y el público en general de los problemas y necesidades de la familia, así como de formas efectivas de satisfacer esas necesidades.

En su resolución 44/82, de 9 de diciembre de 1989, la Asamblea General proclamó 1994 como el Año Internacional de la Familia; y en la resolución 47/237 de 1993, la Asamblea General decidió que el 15 de mayo de cada año se celebrara el Día Internacional de las Familias.

En 2012, la Asamblea General proclamó el 1 de junio como el Día Mundial de las Madres y los Padres, que se celebra anualmente en honor de los padres y madres de todo el mundo.