Semana Mundial de la Lactancia Materna 2024

Con el lema «Cerrando la brecha: apoyo a la lactancia materna en todas las situaciones» la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2024 se centra en la importancia de que todas las madres que así lo deseen puedan amamantar con éxito a sus hijos, independientemente de las circunstancias diversas de cada mujer y cada familia.

La importancia del apoyo al inicio de la lactancia

Aunque hay diferencias entre países y comunidades, la intención de lactancia en Catalunya (España) fue del 88,33% en 2022 (Indicadors de salut perinatal a Catalunya, setembre 2023) lo que representa que ese año iniciaron la lactancia materna cerca de 50000 bebés.

Pero aunque aparentemente son buenas cifras, no se trata de lactancia materna exclusiva y tampoco hay datos sobre cuantos de estos bebés seguían lactando después de las siguientes semanas.

«La falta de apoyo a la lactancia materna durante la primera semana afecta negativamente a la intención general de amamantar y a la prevalencia de la lactancia materna» (WABA, 2024)

Varios estudios apuntan a que el indice de abandono de la lactancia durante las primeras 3 semanas es excesivamente alto y señalan como causas más probables la falta de información y apoyo que reciben las madres y sus familias.

También es motivo de alarma el hecho de que, en años anteriores, el indice de inicio de la lactancia materna en Catalunya era superior al 90%, por lo que se puede concluir que se está produciendo una clara tendencia a la baja.

El apoyo social y comunitario al servicio de la igualdad y la equidad

Los grupos de apoyo a la lactancia materna son asociaciones que desarrollan servicios de información y apoyo dirigidos a todas la mujeres que deseen amamantar a sus hijos, basados en la metodología del «apoyo entre iguales» o «de madre a madre».

Son servicios basados en el voluntariado social, de asistencia libre y sin costes, a disposición de todas las madres lactantes acompañadas de sus bebés y, si así lo desean, también de la pareja u otros familiares y amigos.

Es preciso esforzarse para garantizar que todan las madres y sus familias tengan a su disposición recursos de información, apoyo y oportunidad de amamantar con éxito (WABA, 2024)

La mayoría de consultas que se reciben en estos grupos hacen referencia a dudas o dificultades en el inicio de la lactancia y, cuando el bebé crece, también sobre la crisis de los tres meses, sobre como conciliar seguir amamantando cuando la madre se reincopora al mercado del trabajo remunerado y sobre la duración de la lactancia.

Los permisos parentales vigentes actualmente en España facilitan la coparticipación de las parejas en la crianza de los hijos. Su apoyo a la madre lactante es clave para el éxito de la lactancia y, además, contribuye a su prevalencia cuando la madre se reincorpora a su trabajo remunerado, la pareja se queda al cuidado del bebé, y ésta tiene ocasión de practicar la lactancia materna diferida.

Amamantar en situaciones de emergencia

Cuando pensamos en emergencias que puedan suceder a nuestro alrededor, relacionadas con amamantar, es posible que se nos ocurra como será posible mantener la lactancia materna en  situaciones como accidentes de tráfico o enfermedades de la madre o el bebé, atención a inmigrantes recién llegadas en pateras, etc

No hay que olvidar que, alrededor del mundo, las crisis sanitarias, los desastres climatológicos, así como los conflictos armados, pueden ser especialmente graves para los bebés, tanto por la posible donación no regulada de sucedáneos de la leche materna, como por la falta de acceso a agua limpia y potable, lo que aumenta el riesgo de malnutrición y mortalidad de lactantes y niños pequeños. (WABA, 2024).

Es imperativo proteger la lactancia materna en todas las circunstancias y deben hacerse esfuerzos para garantizar que todo el mundo, especialmente los grupos vulnerables, tenga acceso al apoyo y a las oportunidades para amamantar.

Invertir en mujeres es también invertir en la protección de la lactancia

La legislación, las políticas y la financiación son, junto con la movilización social y el apoyo sanitario, intervenciones clave para que todas las mujeres que así lo deseen puedan ejercer su derecho a amamantar.

Los entornos determinantes que precisan una mayor inversión y recursos económicos, para favorecer la lactancia materna, son los sistemas y servicios de salud, el apoyo familiar y comunitario, así como los lugares de trabajo y empleo. (The Lacet)

Es importante invertir recursos económicos en formar a los profesionales sanitarios para que tengan los conocimientos y las aptitudes requeridos para brindar apoyo a todas las mujeres en sus decisiones, incluido el deseo de amamantar.

Las familias deben tener acceso a recursos de información y apoyo comunitario que les permita tomar decisiones libres e informadas sobre su parto y la forma de alimentar y criar a sus hijos.

La posibilidad de hacer pausas en el trabajo, de poder utilizar salas para amamantar o extraerse leche, y disponer de licencias de maternidad y paternidad durante un mínimo de 24 semanas, son algunas de las medidas de probada eficacia para conciliar la vida familiar con la laboral y favorecer la coparticipación de la pareja en la crianza de los hijos.

Objetivos de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2024

Estos objetivos tienen especial relación con el área temática 2 de la campaña FMLM-ODS 2030.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM) se celebra en Europa del 6 al 12 de octubre 2024, coincidiendo con la semana 41 del año.

WABA (Alianza Mundial pro Lactancia Materna), entidad que trabaja conjuntamente con OMS y UNICEF y coordina cada año la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna quiere destacar así la importancia del trabajo en red del sector social de apoyo a madres lactantes con todos los sectores relacionados para generar una causa común y enfatizar el vínculo entre la lactancia materna con los diferentes ámbitos.